fbpx

Generadores Gasolina

No se encontraron productos que concuerden con la selección.

Los generadores gasolina son quizás uno de los productos estrella dentro de la venta de generadores eléctricos. Vienen en todo tipo de tamaños y potencias, lo que hacen que estemos ante un producto que, si eliges bien, va a cubrir todas tus necesidades y expectativas en cuanto a calidad y rendimiento.

Funcionamiento de un generador eléctrico de gasolina

Los generadores eléctricos de gasolina funcionan quemando combustible y generando electricidad en ese proceso. Realmente no es muy diferente a lo que hace el motor de un coche. Debes alimentarlos con gasolina, arrancarlos y ya puedes enchufar lo que quieras.

¿Qué autonomía tiene un motor eléctrico de gasolina?

Los modelos de generador de gasolina suelen tener una autonomía de unas 7-8 horas de trabajo ininterrumpido en el caso de los modelos que van entre los 2800W y 7000W, de media. En el caso de modelos más pequelos, como los de 1000W a 2000W no se recomienda usarlos de manera continuada por más de 6 horas seguidas.

Después de ese periodo es aconsejable dejarlos reposar una o dos horas. Esto es ideal porque puede aguantar todo el turno de trabajo de un operario, y es una de las razones por las que se usan mucho en la construcción, aparte de por ser fáciles de transportar.

Tipos de generador de corriente a gasolina

Encontramos un gran abanico de opciones en el mercado. A veces nuestros clientes se pierden un poco a la hora de elegir un generador, así que vamos a enumerar los principales tipos:

  • Modelos estándar: Son los generadores típicos de gasolina, hacen entre 75 y 90 DB como máximo y no hay mucho más que decir de ellos.
  • Generadores insonorizados: Para aquellas situaciones en que necesitamos hacer menos ruido es recomendable optar por un modelo insonorizado. Estos bajan hasta los 58-59 DB como máximo, y permiten disfrutar de las ventajas de generar luz y corriente con gasolina de forma más silenciosa.
  • Generadores de 2 tiempos: Son como el motor de un ciclomotor, suelen ser ligeros y fáciles de transportar. Además son sencillos de reparar, ya que su funcionamiento es más básico. Es una buena opción para aquellas personas que nos se quieren complicar mucho la vida.
  • Generadores de 4 tiempos: Por otro lado, los motores de 4 tiempos suelen ser de mayor tamaño y potencia. Generalmente están pensados para dejarlos fijos en un mismo sitio.
  • Inverter: Se trata de generadores especialmente pensados para trabajar con electrodomésticos. Casi todos los modelos inverter del mercado vienen ya insonorizados, ya que están pensados para usarse dentro de una casa, caravana o barco. Lo que los hace tan especiales es que producen una “onda pura” u “onda cuadrada”, que evita los picos sinusoidales que podrían dañar los aparatos más sensibles.

¿Para qué se usan los generadores de combustible? ¿Qué características tienen?

Hay dos usos principales para este tipo de generadores eléctricos. El principal es para momentos puntuales, ya sea porque se ha ido la luz en casa, o porque estamos haciendo un trabajo en algún lugar y necesitamos conectar una herramienta donde no hay toma eléctrica. Esto puede ir desde un tejado, al medio del monte, pasando por el interior de un vehículo.

Esto nos lleva al segundo uso común de los generadores de gasolina, y es el de servir para trabajos profesionales concretos. Es el típico generador que llevará un albañil para conectar el taladro, la radial… o incluso la amasadora para el cemento. También se usan mucho para hacer trabajos de reparación de barcos en varaderos y marinas donde no hay toma de corriente, por ejemplo. Por ello, también se usan para cargar las baterías del barco, o de una instalación fotovoltaica.

Algo que debemos tener en cuenta es que, como comentábamos antes, los generadores de gasolina no están pensados para trabajar más de 8 horas seguidas, como puede pasar con los diésel (que también encontrarás en nuestra página). Sin embargo, su mayor portabilidad y versatilidad los hace un best seller.

¿Vale la pena comprar generadores eléctricos de gasolina baratos?

Eso es como todo, el mercado nos ofrece distintas marcas, y con cada marca varían las calidades. Debemos valorar si para el uso que le vamos a dar prima más el precio o la durabilidad del aparato, e irnos a marcas más reconocidas en caso de ser lo segundo.

Por otro lado, conviene ver si tenemos un servicio técnico de esa marca cerca de nosotros, para poder llevar el generador en caso de cualquier problema (especialmente cuando esté en garantía). Las marcas más grandes suelen tener más puntos de servicio técnico, aunque muchas veces trabajan también con gamas de precio más elevadas.

Por último, tener en cuenta siempre el buscar vendedores que nos ofrezcan la garantía del fabricante. Este es el problema de comprar un generador de segunda mano, por ejemplo, ya que nos la jugamos a que en caso de cualquier problema lo barato nos salga caro.

Aparte del precio, es conveniente también pensar en cosas que quizás son más importantes, como si va a ir fijo en un sitio o nos interesa que sea portable. También debemos prestar mucha atención a la potencia que vamos a necesitar, siempre pensar al alza y con escalabilidad (a futuro). Si lo queremos para conectar maquinaria, siempre conviene comprarlo del triple de potencia, porque las máquinas de inducción, como los taladros y radiales, pueden necesitar mucha más energía en los picos de arranque.

También debemos ver el tipo de enchufe que vamos a conectar. Especialmente saber diferenciar entre los enchufes “normales”, que se conocen como monofásicos en este mundillo (y suelen tener tapita azul) y los trifásicos, que son de tres picos y se usan en entornos industriales (y tienen tapita roja).

Precauciones que tener en cuenta

Además de las precauciones de prevención de riesgos que debamos tener siempre que trabajemos con corriente, como el no tocar cables con las manos mojadas o manipularlos sin cortar la corriente, vamos a ver algunas cosas más que a veces se pasan por alto.

Cuando usamos un generador eléctrico para dar suministro de apoyo a una instalación debemos asegurarnos de que el suministro no se restablecerá sin previo aviso. Imagina que hablamos de una vivienda, por ejemplo, donde se ha ido la luz por un fallo del suministro. Lo que hace mucha gente es decir “ah si, ahora cojo mi generador, lo conecto al primero enchufe que pille, y a correr”. El problema con eso es que, cuando vuelva la luz, va a haber un choque entre las dos corrientes que puede dañar la instalación o incluso el equipo.

Por eso es recomendable, o bien tener una instalación aparte para el generador, o bien asegurarse de bajar la palanca diferencial que da a la calle mientras se tenga funcionando el generador. En el caso de estar alimentando una instalación fotovoltaica, por ejemplo, debemos conectar el generador de gasolina al inversor. Para ello, conviene siempre tener un inversor-cargador, que nos permita desde el propio inversor cargar las baterías con un generador eléctrico.

Abrir chat

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar